Fondo Mundial, un proyecto de tacones altos

0 comentarios

Como se informara hace poco más de un año, el Fondo Mundial aprobó una subvención de la ronda 10 a la Red Latinoamericana y del Caribe de Mujeres Trabajadoras Sexuales (RedTraSex). Luego de un año de arduo trabajo se ha firmado el acuerdo de subvención.

La RedTraSex es una red regional de mujeres trabajadoras sexuales a punto de cumplir sus quince años de existencia, que trabaja en quince países de la región con organizaciones de esta población clave. Los inicios de la red fueron difíciles debido a las debilidades de la mayoría de las organizaciones de trabajadoras sexuales, quienes en la última década habían sido creadas por programas sanitarios y se centraban más en la participación de ellas en el control de enfermedades de transmisión sexual. Muchas líderes han tomado control de sus organizaciones, apropiándose y promoviendo una agenda más política que sanitaria, sin perder el rol clave que ellas juegan en la respuesta al VIH/SIDA.

Hoy no cabe duda que el tema del trabajo sexual va mucho más allá del uso del condón y la salud ginecológica de las mujeres; se trata de un tema de salud integral y holístico. Las mujeres trabajadoras sexuales siempre han sufrido de estigma, discriminación y violencia institucional, por eso es también un tema político y de derechos humanos. Las trabajadoras sexuales provienen en su mayoría de familias y hogares muy humildes, y con su trabajo obtienen los medios para criar a sus familias y en particular a sus hijos, lo que lo hace también un tema social.

Este es un movimiento revolucionario que ha venido a romper muchos esquemas. Aunque pocos lo reconozcan públicamente, aún no están convencidos de que el trabajo sexual sea un trabajo. Y las más duras han sido muchas organizaciones de mujeres. El protagonismo de la RedTraSex en el reciente y multitudinario encuentro de mujeres en Bogotá, Colombia, es una evidencia de que las cosas van cambiando y hay apertura para respetar la autodeterminación de estas mujeres, evitando la imposición de categorías y nombres ajenos. Nada de esto les fue dado y muy poco les fue facilitado; es el resultado de una lucha incansable de estas grandes líderes.

A partir del 2012, con recursos del Fondo Mundial, la RedTraSex será una de las contadas organizaciones regionales que implementará un proyecto regional. Sobran los dedos de una mano para contar los proyectos regionales comunitarios financiados por el Fondo en la región. Este proyecto no sólo va a fortalecer mucho a las quince organizaciones nacionales, sino que también arrojará lecciones sobre los proyectos regionales que servirán para incidir políticamente y difundir el valor añadido de estos abordajes.

En mi trabajo con la Alianza, y como parte del asocio estratégico que tenemos hace siete años con la red, me ha tocado acompañarlas en este año de negociación de la subvención. Un proceso agotador y revelador. Creo que el equipo de Latinoamérica y el Caribe del Fondo Mundial y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM) –este último el receptor principal de la subvención- han sido de gran apoyo. Pero es claro que los sistemas y procesos del Fondo, centrados en proyectos nacionales y MCP, hacen las cosas más difíciles. La Red no habría firmado la subvención si no fuera por la tenacidad y profesionalismo de las líderes y sus equipos técnicos. Pero es justo mencionar que tanto la International HIV/AIDS Alliance como ONUSIDA y UNFPA han puesto recursos financieros flexibles para apoyar este complejo proceso.

En los próximos cinco años la Red planea trabajar en tres grandes áreas, a saber: el fortalecimiento y desarrollo organizacional de la red y sus quince organizaciones nacionales de mujeres trabajadoras sexuales; la mejora del ambiente y el contexto en los quince países mejorando el marco normativo, legislativo y proveyendo apoyo legal; y por último trabajar con los profesionales y centros de salud para que sean más amigables y realicen las mejores prácticas a la hora de atender a las trabajadoras sexuales. En un lustro veremos una red y quince organizaciones más fuertes, y una mejora de la calidad de vida de esta comunidad. Esto, acompañado de la existencia de más y mejores evidencias sobre trabajo sexual, derechos humanos y VIH/SIDA.

No confundir regional con nacional

En el último año, desde que se hizo pública la aprobación de la subvención de la Red, varios MCP comenzaron a decir o actuar en la dirección de desfinanciar intervenciones y organizaciones de mujeres trabajadoras sexuales, so pretexto de que recibirán recursos de la red.

Esta es una confusión poco casual. Todos los MCP han endosado la propuesta de la RedTraSex al Fondo Mundial, por lo que han tenido oportunidad de ver la naturaleza del trabajo propuesto. Si la propuesta fue aprobada por el Panel Técnico Revisor es casualmente porque no duplica ni compite con actividades nacionales. Las organizaciones de la Red, cuando reciban recursos del proyecto, serán para otro tipo de intervenciones.

Los MCP deben seguir financiando a las organizaciones de trabajadoras sexuales como sub-receptoras, en cualquier caso, pero más aún en aquellos países que recibieron recursos dentro del canal de financiamiento para Poblaciones en Mayor Riesgo (PEMAR) como son Argentina, Uruguay, Perú y Panamá. Debe quedar claro que si se desfinancia a una organización, en el proyecto nacional no existirán acciones de prevención, información, educación ni comunicación, con graves consecuencias. Por este medio avanzaremos sobre dichas denuncias oportunamente.

Según el comunicado oficial de la red, Elena Reynaga, Coordinadora Regional, nos comparte el sentir del grupo: “Los recursos tanto humanos como económicos sean conducidos y dirigidos por las trabajadoras sexuales y que los gobiernos empiecen a respetarnos como ciudadanas con derechos”. Y agregó: “Puedo ver organizaciones incidiendo en las políticas, puestas de pie, formadas, discutiendo políticas en igualdad de condiciones. Al término de la ejecución de la propuesta regional, la RedTraSex va a estar mucho más de pie de lo que está hoy. Incluso en cinco años más estoy segura de que vamos a tener mayor cantidad de leyes nacionales que favorezcan a las trabajadoras sexuales”.

Les deseamos el mayor de los éxitos y esperamos que, superada la crisis financiera, el Fondo Mundial vuelva a realizar estas inversiones estratégicas y necesarias como son los proyectos regionales.

Representantes de las organizaciones que formar la RedTraSex

|FUENTE|

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>